De nuestro paso por el SXSW...

Hay muchas photos en los aeropuertos y ninguna del concierto. Disculpen. Nos dedicamos a comer carne y a comprar. Muchos nos integramos tanto en la cultura americana que casi se nos olvida el sabor del café expresso. Dos guitarras, un banjo y nachos, mucho nacho picante, cuatro pedales y pizza con pepperoni en una esquina, compresores para el estudio de Diego, cinco Iphone y hamburguesas con patatas acompañadas de una infidad de aros de cebolla, tejanos a buen precio, casi el mismo que un T-Bone Steak o un Sirloin Steak de 20 oz, botas, sombreros, vino californiano, manuales para tocar el banjo, coca-cola azucarada, panderetas, costillitas de cerdo y amplificadores del tamaño de un paquete de tabaco...

Seguro que Santi hará una crónica de las suyas. Material hubo en cantidades desproporcionadas. Mientras, os dejamos esta revisión en imágenes.